PORTAL TAURINO

ENTRA www.purezayemocion.com Portal taurino comprometido con la Fiesta


sábado, 5 de julio de 2014

El ganadero de Peñajara cree que su corrida fue saboteada en los corrales de Las Ventas



Informe que muestra el ganadero con los niveles de glucosa. Foto: Mundotoro.com

José Rufino, ganadero de Peñajara, convocó ayer viernes una rueda de prensa en Sevilla, en la que junto al veterinario Javier Jiménez, informó públicamente lo que él cree que fue un sabotaje contra su corrida del pasado 25 de mayo en Las Ventas, cuyo día tuvieron que devolver varios toros a los corrales después de haber saltado al ruedo. Las explicaciones y argumentos de Rufino, son:

"En Madrid llevamos nueve toros y todos fueron aprobados. Incluso, me felicitó la empresa por la impecable presentación".

Hablando de lo acontecido en el transcurso de la corrida, el ganadero declaraba que “el primer y el segundo toro salieron como auténticos bueyes y comencé a alarmarme ahí. Desde lo que nos pasó en 2009 ya analizamos de forma minuciosa el comportamiento y desarrollo de cada toro. Las alarmas se me dispararon cuando comprobé que los índices de glucosa estaban totalmente disparados. El comportamiento de mis toros no tenían nada que ver con que fueran producto de la alimentación".

"Queda claro que algo extraño, raro, ocurrió en Madrid. Por ello queremos implicar a la Unión de Criadores de Toros de Lidia y a la propiedad de la plaza de Las Ventas, porque pensamos que esto es fruto de una intoxicación producida en el interior de la plaza. He hablado con 17 ó 18 veterinarios especialistas en la materia y todos me indican que hay tres formas posibles de producirse la intoxicación:

- a) inyectando glucosa
- b) dando pastillas a los toros
- c) a través de productos en contacto con el agua

"Esto no ha sido producto de un accidente, estamos hablando de un sabotaje. No podemos acusar a nadie, pero esto requiere una investigación a fondo policial y técnica".

"Los problemas de nuestros toros en Madrid no fueron producto de un accidente, estamos hablando de un sabotaje. No podemos acusar a nadie, pero esto requiere una investigación a fondo policial y técnica".

"Sentí más intranquilidad cuando en Torrejón lidiamos una corrida en junio, con un comportamiento normal y unos niveles de glucosa totalmente normales en nuestra casa. Posteriormente hicimos un test de dos toros que estuvieron en Madrid, sin lidiar, y los lidiamos a puerta cerrada en Espartinas. Analizamos su glucosa, y los índices eran anormales en mi ganadería. Daban datos como los lidiados en Madrid. Comparados con los de Torrejón la diferencia era muy grande. También en Espartinas lidiamos un tercer toro, venido del campo, y ese tenía unos índices glucosa estaba muy por debajo de lo de Madrid".
El veterinario Javier Jiménez, intervino para asegurar que: "hice análisis completos de hemograma y bioquímica y no hubo ningún tipo de anomalías. Teníamos a mano todo los estudios desde 2009. Yo personalmente junto con los veterinarios de Madrid hicimos los correspondientes análisis de vísceras y comprobamos que los hígados y otros órganos estaban correctos. Esto ha sido debido a una hiperglucemia".

Hasta quí la rueda de prensa en el Hotel Vincci.



Yo, personalmente, estoy con el ganadero: deben intervenir la Unión de Criadores de Toros de Lidia, la propiedad y las autoridades. Abrir una investigación para determinar si ocurrió o no algo, porque la información aportada por el ganadero y el veterinario Javier Jiménez, da que pensar. Si no ha ocurrido nada y es fruto de la casualidad, mejor; pero si no lo es, el acto no puede ni debe quedar impune.

No hay comentarios:

Publicar un comentario