PORTAL TAURINO

ENTRA www.purezayemocion.com Portal taurino comprometido con la Fiesta


jueves, 1 de mayo de 2014

Arranca Sevilla: mucho ojo con Del Álamo y el camino elegido

Hoy arranca en Sevilla el serial continuado de corridas del abono. A priori, hay dos toreros que pueden hacer algo importante: Antonio Nazaré y Juan Del Álamo, siempre y por supuesto, contando con lo que pueda hacer Diego Silveti. Lleva ya varias temporadas Nazaré toreando muy bien, aunque luego su esfuerzo no se vea tan reflejado en los carteles como debería. Y no vamos a sorprendernos ahora del sistema que dominada el circuito taurino.

Pero ésta puede ser una temporada importante para Juan Del Álamo, por lo que debemos estar muy atentos a lo que haga este joven torero. Recuerdo su debut de luces, al que asistí casualmente. Fue en 2.008, en la plaza portátil de la ciudad gaditana de Chiclana, donde se celebraba una novillada sin caballos. Se trataba de uno de esos Encuentros que organizan las escuelas taurinas. Del Álamo desde la Escuela Taurina de Salamanca. Al debutante novillero se le vió todo lo verde que normalmente está un chaval en su situación. Sin embargo, después de recibir varias volteretas, Del Álamo demostró esa garra y ese arrojo de quien quiere ser torero. No se arrugó ni ante su oponente ni ante el miedo escénico que podía producirle la plaza. Su actitud se me quedó grabada y enseguida pensé que podía llegar a tomar la alternativa. A partir de ahí, empecé a estar atento a todo lo que hacía. Finalmente, ese año cerró 67 novilladas sin caballos, y le ofrecieron el debut con picadores para el año siguiente y que él aprovechó.

Trasladándolos ya a su época de matador de toros, se doctoró el año 2.011 en Santander, teniendo como padrino a El Juli y de testigo a Perera. Lo cierto es que sus primeros pasos como matador hicieron que me desilusionara un poco. Juan Del Álamo había caído en ese toreo en ocasciones ventajista. Parecía estar en el camino que a mí, personalmente, me parece de torero vulgar. La desilusión se me tornó en ilusión la pasada temporada, cuando el torero salmantino demostró una dimensión de torero más acorde al arrojo que demostró aquel día que lo vi debutar. Me impresionó el cambio que le noté en San Isidro, donde vi a un torero de ley. Especialmente en la tarde que se anunció con los toros de Carriquiri. Pero no sólo fue en Madrid, sino durante toda la temporada, Del Álamo había dado un giro en su camino, y se enderezó rumbo a la verdad, al toreo auténtico. En el mismo Madrid, la tarde del 15 de agosto, toreó de la misma forma, como un toreo que la misma expresión de su mirada nos delata: serio, comprometido y con poder.

Por todo esto, esta temporada merece especial atención porque puede ser la que realmente ratifique el camino elegido por Juan Del Álamo. Si sigue el de 2.013, ojo porque podemos estar ante un torero muy importante. Aquí tenéis la prueba.


No hay comentarios:

Publicar un comentario