PORTAL TAURINO

ENTRA www.purezayemocion.com Portal taurino comprometido con la Fiesta


lunes, 5 de mayo de 2014

Mi entrevista con Gonzalo Caballero: mentalidad de figurón

El pasado viernes, una vez más, Gonzalo Caballero volvió a sorprenderme durante la entrevista que hicimos. Ya lo venía haciendo desde el día de su debut con picadores, el 13 de abril de 2.012, con una novillada de Fuente Ymbro en Sevilla. El valor que se le vió aquel día, no fue normal. Su carta de presentación fue un "aquí estoy yo". Todo lo que vino después, seguía siendo igual de valeroso.

El 27 de abril, se plantó en Sevilla de la misma manera: sorprendiendo a todos. El público lo supo ver, y aunque no pudo cortar orejas, se lo agradeció. Una inyección de moral para un novillero que por lo que ha demostrado en el ruedo, por mentalidad y por concepto, sería importante que llegase lejos. Resulta muy complejo encontrar a algún novillero así. Juzguen ustedes mismos. Yo, quedé fascinado.

- Primero, darte la enhorabuena por tu triunfo en la Maestranza, donde una vez más demostraste tus claras intenciones, porque en tu debut con caballos, que fue en la misma plaza, se vió que lo tenías claro, ¿verdad?


- Pues sí, la verdad es que yo baso mi toreo o intento basarlo en darle las ventajas a los toros, y a partir de ahí que haya emocion. Este año ha llamado más la atención porque es normal que con el tiempo vaya asimilando conceptos y vaya aprendiendo la técnica. He sido capaz de ponerme en ese sitio tratando de torear bien y he llamado mucho la atención.


- Hoy en día, la masa se ilusiona con novilleros que cuando muchos aficionados los vemos, nos parecen muy distinto a lo que buscamos, que podemos decir que eso que buscamos es tu concepto, el de ponerse en el sitio. ¿Cómo se fraguó ese concepto?
- A mí me encanta saber de los toreos antiguos, para cuando me ponga el traje de torear, saber lo que eso conlleva, y siempre que he leído acerca de esos toreros, desde el más artista hasta el torero con otro concepto de bragueta. Todos ellos lo que hacían era arrollar la razón. De novilleros lo que hacían era arrear, arrear.. Basaban sus actuaciones en entrega, en disposicion y en querer. La mentalidad mía es de que cuando llegue al hotel y me quite el vestido de torear, no me haya dejado nada dentro, no haber escatimado esfuerzos. Esa es mi mentalidad, salir a darlo todo. De momento, el otro día fui capaz, no sé que pasará el día de mañana, pero esa es mi intención.


- Pero es meritorio ver como muchos novilleros con un toreo ventajista, captan la atención de la gente, y sin embargo, tú no caes en lo fácil y te empeñas en hacer el buen toreo.

- Cada tiene su concepto y marca su camino. Lo que sí es lo que hemos hablado, que la gente está deseando que los novilleros arrollen la razón y lo que busco es torear bien. Así que si uno en ese sitio es capaz de torear bien, es cuando se abre camino.


- ¿En qué escuela taurina te formaste?

- En Madrid. Debuté con picadores y este invierno lo he pasado al lado de Curro Robles. Pasamos mañana y tarde, y desde que estoy con él he notado una evolución en mi toreo.


- El 26 de mayo toreas en San Isidro, ¿tienes algo hasta entonces?

- No, no tengo nada. De verdad, que lo digo de corazón, y es que no quiero torear nada porque quiero preparar ese compromiso como lo que es, el día en que me juego todo y en el que tiene que pasar algo.


- ¿Vas mucho al campo?
- Me han echado este invierno dos vacas Martín Lorca, dos Bohórquez y un novillo Espartaco. Campo no... Ni me llaman ni llamo para hacer, porque esté claro que cuando uno está en una situación como esta, no le llama nadie. Es normal. Antes del domingo no me llamaba nadie y en esta semana he hecho casi veinte entrevistas.


- Pero verte así en la plaza, sin apenas hacer campo, y otros apoyados por grandes casas y por lo tanto, torean más y hacen más tentaderos, la verdad es que no es normal.

- Yo lo que hago es hacerme muchos toros en mi cabeza y tener la mente muy preparada. Para el domingo tenía la cabeza muy preparada para que pasase cualquier cosa, cualquier situaión y quizá trabajo tanto la mente que después estoy más sereno en la plaza. Creo que eso es muy importante.


- ¿Qué piensas sobre la diversidad de encastes y ganaderías? ¿Como torero te gustaría torear toros de todo tipo de sangre, o crees que tu concepto se adapta más a un tipo de toro concreto?

- A mí me gusta el toro que meta emoción y que permita torearlo bien. Un toro bravo. El toro que quiera coger la muleta, pero que no sea tonto, que transmita peligro y que transmita al aficionado que lo que está haciendo el torero no lo puede hacer él. Si te digo que me gustaría matar Miura, te miento. Me gusta hacer el toreo, y hay algunas ganaderías que no lo permiten. El toreo que yo busco es cargar la suerte y pasarme los toros cerca e intentar ligar. Lo que si me gustaría es tener la fuerza suficiente para elegir las ganaderias que quiero matar, y lo que sí tengo claro es que si llega ese momento, en mi temporada, lo que he soñado es hacer cinco o seis gestas para demopstrar que quiero matar todos los encastes. A cualquier torero, desde el primero al último, si le preguntas, te va a decir que quiere matar la mejor ganadería, pero particularmente me gusta en mis temporadas hacer gestas. Por ejemplo, la de este año de Perera de matar Adolfo en Madrid. Son gestas de figura del toreo.


- ¿Eres un torero dispuesto a darle su papel a cada tercio de la lidia? Es algo que se está perdiendo. Incluso, cada vez importa menos el toreo de capote.
 - Me gusta que se pique frente a la puerta de chiqueros, como tiene que ser, y dejar al toro bien colocado para que se vea la suerte como es, pero si es un toro que estoy viendo que no está muy sobrado de condiciones, no lo voy a poner al caballo a darle 2 puyazos fuertes. Lo que quiero es que aquello se venga arriba para triunfar. Me pongo en el lugar del que está sentado en el tendido e intento hacer que el que lo está viendo desde ahí tambien le guste.


- Es lógico que cada toro necesita su lidia.
- Yo, por ejemplo, le digo a mis banderilleros que se expongan y arriesguen. A otros toreros no les gusta que sus banderilleros aprieten, pero a mí sí me gusta. y a la vista está que tengo la suerte de llevar en mi cuadrilla a grandiosos profesionales, como el picador Agustín Navarro o a Curro robles, que para mí es el mejor banderillero que hay. No es fácil ser banderillero y llevar esa cuadrilla que llevo.


- Desde luego que no. Como aficionado te doy las gracias, en mi nombre y estoy seguro que en el de muchos aficionados. Gente como tú hacen falta en la Fiesta,

- Te agradezco muchísimo tus palabras.


A continuación, os dejo 2 vídeos. El primero es el de su tarde en Sevilla el pasado 27, y el segundo es uno colgado en Youtube donde puede verse el día de su mencionado debut.






No hay comentarios:

Publicar un comentario