PORTAL TAURINO

ENTRA www.purezayemocion.com Portal taurino comprometido con la Fiesta


lunes, 7 de abril de 2014

La ayuda de fibra de carbono: una ventaja más (y siguen)

Solamente el hecho de encerrarse en el ruedo con un toro bravo denota la importancia y la grandeza de la Tauromaquia. Toreros llenos de valor para alcanzar la gloria, pudiendo en cualquier momento ser cogidos por el toro y acabar con lesiones importantes o perdiendo la vida. Siempre ha sido así, mas los años van pasando y con ellos, la Tauromaquia ha ido sufriendo diversos cambios, muchos de los cuales sirven para aliviar a los toreros, y por consiguiente, restarles mérito.

La invención de la ayuda se le atribuye a Manolete, pero hay versiones que cuentan que el verdadero inventor fue Charlot, que se inventó en 1.938... Sea como sea, lo que sí es seguro que el diestro cordobés la generalizó, a pesar de utilizarla por primera vez debido a una lesión. Desde entonces, sólo matadores muy contados han rehusado de utilizarla, y siempre han realizado su faena de muleta con la espada de  matar. La ayuda en un primer momento fue de madera, después las fabricabán también de aluminio y se utilizaban y se utilizan las dos, según el gusto del torero. No cabe duda que el hacer faena con la "ayuda" es descafeinar los trastos de torear, ya que durante toda la historia del toreo se ha salido con la espada, incluso cuando el único fin después del segundo tercio no era el de darle muerte al toro, sino el de dominar y posteriormente torear.

Desde 2.012, se reduce el peso en un 75 % con la fibra de carbono. José María Manzanares hijo fue el encargado de presentar la AYUDA, y en este tiempo ya está en las manos de muchos otros toreros. Lo clásico, lo verdaderamente importante, está en salir a torear con la espada de matar, para que una vez esté hecha la faena, momento en el que el toro te pide la muerte, montar la espada y ejecutar la suerte suprema. 

Lo último es que fabrican también los estaquilladores. ¿Qué será lo próximo que introduzcan ciertos toreros? Caminamos hacia la Tauromaquia 2.0. Yo pregunto, ¿no habrá algunos que se han equivocado de profesión? Entre el toro colaborador, la búsqueda de facilidades en los trastos de la lidia y otras practicas que no vienen al caso, puede que no hayan elegido bien su dedicación. Es probable que les venga mejor el toreo de salón, donde podrán exhibirse sin riesgos, pero que la grandeza y el compromiso que significa ser profesional del toreo, lo dejen para los que están dispuestos a asumir la tarea con todos sus riesgos, sus complicaciones y en disposición de escribir páginas llenas de hazañas.

A modo de ejemplo, recordad la faena de Juan Mora en Las Ventas hace cuatro años, en la que después de poner la plaza en pie con su toreo caro, se dispuso inmediatamente a entrar a matar. El extremeño había realizado sus faenas con la espada, y el público enloqueció con tal gesto. No hay nada más bello y más de agradecer que la verdad y la pureza en el toreo.




Foto: El Correo

No hay comentarios:

Publicar un comentario