PORTAL TAURINO

ENTRA www.purezayemocion.com Portal taurino comprometido con la Fiesta


viernes, 28 de marzo de 2014

La pureza en el pase de pecho


El pase de pecho en el toreo es para muchos aficionados o público como un pase necesario para terminar una tanda de muletazos, quedando en algo tan simple como rematar por rematar. Si acaso, se emocionan cuando se ejecuta con ciertos matices como, por ejemplo, cuando el torero lo lleva hasta el hombro contrario. Nada en el toreo merece esa ínfima importancia a la que ha quedado relegado el pase de pecho, porque en la lidia y faena de un toro, todo tiene un por qué y una razón, aunque la mayoría de los que hoy en día ven toros, sólo le estén dando importancia a algunas partes de la faena. Señores, ¡el toreo es muy complejo!

En el pase de pecho, como su nombre indica, el toro tiene que "pasar", por lo tanto, debe pasar entero, es decir, de pitón a rabo. Si el pase es hasta la mitad del toro, saliendo el torero como vemos a algunos que salen pegando saltos y mirando al tendido, no es un pase de pecho. Igualmente, si el torero pega un mantazo hacia arriba quebrantará más al toro, incumpliendo así uno de los objetivos principales de este pase, que no es otro que el animal después de haber sido sometido en la series de muletazos, se libere de la presión de éstos.

En cuanto a su ejecución, tomaré como referencia la explicación de un maestro como es Rafael Ortega, torero de máxima pureza. Él, sobre es pase de pecho sentenciaba "últimamente he leído que si esto o que si aquello, que si el hombro contrario, que si el círculo... Desde luego, si el toro describe un semicírculo, mejor, porque se le lleva más tiempo toreado, pero cuidado, sin descargar la suerte. Lo verdaderamente importante aquí es cargar la suerte con el pecho, echando el peso para adelante, por eso se le llama pase de pecho. Hay muchos que lo dan tirando del pecho para atrás o que se quedan muy derechos, muy tiesos, y no es así: lo característico, lo puro es echar el cuerpo para adelante dando el pecho. Al iniciar el pase con la mano baja, para que el toro venga humillado, hay que echarle el pecho adelante al toro y luego, cuando le vas marcando el viaje, el animal debe pasar casi rozándotelo; en la salida, el codo del torero tiene que deslizarse por encima del lomo del toro hasta que éste pasa tan largo cual es de cabeza a rabo".

Como ven, el pase de pecho también es importante y en algunos casos, fundamental, y por supuesto, también tiene su verdad y su pureza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario