PORTAL TAURINO

ENTRA www.purezayemocion.com Portal taurino comprometido con la Fiesta


jueves, 20 de febrero de 2014

La pureza en la suerte de recibir

Muchos le atribuyen la invención de esta suerte al gran rondeño Pedro Romero. Sin embargo, en la antiquísima "Cartilla de torear" publicada en 1.750 y que es con casi toda seguridad el primer tratado de torear a pie, ya hay alguna descripción acerca de la suerte de recibir. Esto quiere decir que aunque no fuese su inventor, Romero sí que llegó al perfeccionamiento de matar a los toros frente a frente y recibiéndolos.

Contada una breve reseña histórica, centrémonos en ella. La suerte había quedado olvidada hasta que algún torero en las últimas temporadas ha vuelto a practicarla, y llegó a los tendidos por la belleza y la emoción de ésta. Pero veamos cómo se ejecuta con pureza. Y para ello lo haré teniendo como referencia al gran matador de toros gaditano Rafael Ortega, torero clásico de los 50 y 60. Gran maestro del toreo puro.

Rafael dijo "yo creo que hacer, lo que se dice hacer, la suerte de matar es lo más difícil que hay, pero matar toros no es difícil". Es decir, tener habilidad al entrar a matar y tumbar al toro, significa que eres un matatoros, pero la dificultad radica en ejecutar la suerte con verdad. Y en cuanto a la ejecución perfecta de la suerte que nos ocupa hoy, el torero dijo "la estocada recibiendo es lo más difícil que hay en todas las suertes del toreo porque, con la muleta por delante, como el en volapié, ahora tienes que hacer el cite con la pierna izquierda y esa pierna tiene que volver después al sitio de donde ha salido al tiempo que se hace el cruce trayendo al toro con la mano izquierda. Hay toreros que dicen que matan recibiendo, pero eso no es la suerte de recibir porque dejan la pierna quieta, adelantan la muleta y hacen el cite sólo con ella, y para recibir hay que hacer el cite con la pierna izquierda. Otros toreros sí citan como digo, pero luego, en el cruce, se quitan, esto es, no vacían al toro y entonces tienen que quitarse ellos y apartarse al lado: la espada, a lo mejor, la clavan, pero la suerte es fallida, porque la pierna izquierda tiene que venir a morir allí donde salió y la derecha no debe dejar su terreno". Esto justifica lo que decía al principio del párrafo y nos hace entender lo difícil que es hacer la suerte de matar y en este caso concreto, vemos que aunque parezca que sí, pero no todos los toreros reciben bien a los toros.

Seguimos con la ejecución a través de las palabras de Rafael Ortega. "En la estocada recibiedo el cite deben ser aún más corto que en el volapié: dos metros o dos metros y medio como máximo, es decir, lo que te alcanza el brazo para llegarle al toro al adelantar la pierna izquierda, echarle al hocio la muleta y traerlo metido mientras retiras la pierna a su sitio. Citar a cuatro o cinco metros o aún más, como hay quien hace, no es recibir, eso es un toro que viene arrancado, ese toro no puede venir toreado; como en todas las suertes, en la de matar también hay que torear al toro, y si se le recibe, entonces tiene que venir más toreado que nunca". ¡Qué belleza de suerte!

1 comentario:

  1. Así se matan los toros, con las patas para arriba. Que es muy distinto a tumbar toros con un sartenazo al capón.
    Saludos
    Pocho

    ResponderEliminar